robot guitar

Hoy a las 17:00 sale a la venta en todo el mundo la primera guitarra robot, una pequeña revolución en el mundo de los instrumentos musicales. Quizás cuando escuches este nombre pienses en un robot que toca instrumentos, una guitarra que se toque ella sola a grandes velocidades con precisiones milimétricas, o que sea capaz de corregirnos los fallos al tocar, pero ninguna de las tres cosas tienen que ver con este nuevo instrumento (y menos mal :-))...

La Robot Guitar es una guitarra tipo Les Paul de la famosísima marca Gibson que incorpora como sorprendente novedad el hecho de ser la primera que es capaz de afinarse por si misma. Esto lo hace gracias a un sistema llamado Powertune en el que han estado trabajando durante 10 años un grupo de personas lideradas por el científico Chris Adams. El funcionamiento de Powertune se basa en un microprocesador situado en el cuerpo de la guitarra que recibe las vibraciones de las cuerdas y envía los ajustes que es necesario realizar a las cuerdas al clavijero de la guitarra. Este clavijero (ver foto) tiene otro microprocesador que recibe estas señales y se dedica a tensar o aflojar las cuerdas correspondientes a través de los servomotores que están integrados sobre cada clavija.

Además, teniendo en cuenta que hay canciones que utilizan afinaciones no-estándar, la guitarra puede configurarse con distintas afinaciones y cambia de una a otra muy fácilmente. Una maravilla para los músicos profesionales que a veces llevan guitarras con distintas afinaciones para distintos temas... Y también para los no tan profesionales que tenemos que dedicar bastante tiempo en los conciertos para ir afinando las guitarras entre canción y canción mientras el público espera pacientemente o alguien intenta contar alguna pequeña anécdota :-)

Más datos interesantes sobre esta guitarra:

  • La guitarra tiene el cuerpo de caoba y está acabada en unos tonos de azul y plata que nunca antes han sido utilizados por la marca, y que además prometen no volver a utilizar de nuevo.
  • Para afinarla sólo tenemos que tirar de la rueda push-pull que trae (la que verás en la foto con luces rojas y verdes), rasgar las cuerdas al aire hasta que este interruptor deje de parpadear, y en ese momento volver a empujar el interruptor para tocar ya con la guitarra afinada.
  • Lógicamente, los servomotores necesitan energía. Se alimentan con una batería que tarda en cargarse hora y media y vale para unas 200 afinaciones.

Lo malo es que esta maravilla de guitarra no va a ser nada fácil de conseguir. Es una edición limitada de sólo 4000 unidades numeradas para todo el mundo, de las cuales a España le van a corresponder nada más 30 disponibles en 3 de las tiendas oficiales de Gibson. Y el precio, tampoco es precisamente una ganga: 1900 Euros (2500 dólares fuera de nuestras fronteras). Eso sí, al menos la marca promete incorporar esta nueva tecnología en futuras guitarras tipo tipo SG a un precio más asequible. Pero para eso, parece que todavía habrá que esperar algún tiempo.

Mientras tanto, puedes echar un vistazo al funcionamiento de esta guitarra en alguno de los vídeos que Gibson tiene en su web o en éste que la gente del blog tecnológico Clipset ha preparado sobre la presentación de la guitarra en España que tuvo lugar antesdeayer: